Visita también: COMPRAR LIBROS BIOGRAFIAS DEFINICIONES MANUALES Iniciar Sesión Registrarse
Descargar libros gratis en pdf, doc, docx, rtf,..., de:
RECOMENDAMOS...
¿TE HEMOS SIDO DE AYUDA? Añade nuestro enlace en tu sitio, blog o foro!
Libros + buscados
Más Libros Gratis
Información del Libro 'Del Amor y Otros Demonios - Garcia Marquez'

4
Del Amor y Otros Demonios - Garcia Marquez

Enviado por librosgratisweb el 2012-09-19 00:00:00





El 26 de octubre de 1949 no fue un día de grandes noticias.El maestro Clemente Manuel Zabala, jefe de redacción del diariodonde hacía mis primeras letras de reportero, terminó la reuniónde la mañana con dos o tres sugerencias de rutina. Noencomendó una tarea concreta a ningún redactor. minutosdespués se enteró, por teléfono de .que estaban vaciando lascriptas funerarias del antiguo convento de Santa Clara, y meordenó sin ilusiones:«Date una vuelta por allá a ver qué se te ocurre».(El histórico convento de las clarisas, convertido en hospitaldesde hacía un siglo, iba a ser vendido para construir en su lugarun hotel de cinco estrellas. Su preciosa capilla estaba casi a laintemperie por el derrumbe paulatino del tejado, pero en suscriptas permanecían enterradas tres generaciones de obispos yabadesas y otras gentes principales. El primer paso eradesocuparlas, entregar los restos a quienes los reclamaran, y tirarel saldo en la fosa común, Me sorprendió el primitivismo delmétodo. Los obreros destapaban las fosas a piocha y azadón,sacaban los ataúdes podridos que se desbarataban con sólomoverlos, y separaban los huesos del mazacote de polvo conjirones de ropa y cabellos marchitos. Cuanto más ilustre era elmuerto más arduo era el trabajo, porque había que escarbar enlos escombros de los cuerpos y cerner muy fino sus residuos pararescatar las piedras preciosas y las prendas de orfebrería.El maestro de obra copiaba los datos de la lápida en uncuaderno de escolar, ordenaba los huesos en montonesseparados, y ponía la hoja con el nombre encima de cada unopara que no se confundieran. Así que mi primera visión al entraren el templo fue una larga fila de montículos de huesos,recalentados por el bárbaro sol de octubre que se metía achorros por los portillos del techo, y sin más identidad que elnombre escrito a lápiz en un pedazo de papel. Casi medio siglodespués siento todavía el estupor que me causó aquel testimonioterrible del paso arrasador de los años.

Disponible también para ver online en HTML. Una vez en la página clicar en: VER HTML - Descargar PDF.




Para ver más información debes estar identificado / registrado.



Si desea comprar el libro, clique aquí para encontrar el mejor precio


Comentarios
Todavía no hay comentarios ni críticas. ¡Sé tú el primero/a!

Para escribir un comentario / crítica debes estar identificado / registrado.


Inicio | Top Búsquedas | Últimas búsquedas | Acerca de | DMCA | Aviso Legal | Contacto




eXTReMe Tracker